PREGUNTAS y RESPUESTAS

1. ¿POR QUÉ ELEGIR ALUMINIO FUNDIDO?

El aluminio es nuestro material favorito por ser muy ligero de manejar, calentarse rápida y uniformemente y ser muy resistente. Se adapta a todo tipo de utensilios de cocina y es adecuado tanto para el recubrimiento de antiadherente convencional como para los recubrimientos cerámicos. Es un excelente conductor del calor proporcionando una distribución de temperatura homogénea en toda la superficie de cocción. El aluminio puede ser utilizado en todas las fuentes de calor, pero al no ser ferromagnético, debe estar equipado con un disco de acero inoxidable para que sea compatible con las cocinas de inducción.

Hay diferentes sistemas de fabricación de utensilios de cocina de aluminio, aunque en Valira únicamente utilizamos aluminio fundido. Aluminio que se funde a 700ºC y luego se inyecta en un molde de presión (600 a 1000Tn). Esta técnica puede variar el espesor de la materia prima según sea necesario (parte inferior gruesa, paredes delgadas) y asegura una perfecta estabilidad de la forma, debido a la ausencia de tensión mecánica. Es ideal para un uso intensivo, indeformable con los cambios de temperatura habituales al cocinar. Ideal tanto para cocina profesional como para la cocina en el hogar.

2. ¿QUÉ RECUBRIMIENTO ELEGIR?

Disponemos de dos tipos de recubrimiento: PTFE y Cerámica.

PTFE: comúnmente conocido como teflón, es un revestimiento antiadherente, muy eficaz e ideal para cocinar huevos, pescado, verduras y cocinar a fuego lento. El antiadherente PTFE empieza a deteriorarse a partir de los 260ºC por lo que no es adecuado para cocinar por encima de esta temperatura. Desde hace varios años los antiadherentes PTFE están libres de la molécula PFOA.

Cerámica: ¡ATENCIÓN! ¡No es un antiadherente! Tiene la apariencia de ser antiadherente, por su capa más externa de unas diez micras de silicona, pero desaparecerá después de varios usos y ciclos de limpieza.

No obstante, el revestimiento cerámico permite sellar los alimentos a altas temperaturas (360ºC) al tiempo que garantiza una fácil limpieza. Este recubrimiento es particularmente adecuado en las herramientas de aluminio, ideal para cocinar a altas temperaturas (parrilla, asador, wok, olla a presión ...).

3. ¿BASE GRUESA?

No hay ninguna duda de que una batería de cocina con fondo grueso es mejor, independientemente del material en el que esté hecha. Un espesor perfecto de la base es de 6mm. Asegura una buena distribución del calor y un buen rendimiento de calidad. En Valira apostamos por una base de 6mm.  

Un espesor del fondo superior a 6mm no asegura mayores beneficios: la distribución no se mejora y el producto se vuelve más pesado y difícil de manejar. Por otra parte, las sartenes y baterías de gama baja suelen tener una base delgada, del orden de 3 a 4 mm de espesor, que finalmente terminan por deformarse o abombarse.

4. ¿QUÉ FORMA?

La forma es sin duda lo que sabemos elegir con mayor facilidad: una crepera para creps, un wok para verduras, una sartén para huevos, una plancha para verdura o pescado, un grill para carnes, o una rustidera para hornear carnes o pescado.

Esto puede sugerir ideas para nuevas formas de cocción: las verduras especiadas y salteadas en un wok para jugar con sus sabores, una plancha para cocinar verduras y carne al mismo tiempo, o una sartén honda para una tortilla. Pero lo fundamental de la forma es sentirse cómodo con la herramienta en la mano, para poder realizar con confianza la receta que queremos lograr.